viernes, 10 de mayo de 2019

A mí madre: un gracias con un abrazo y un beso de eterno reconocimiento.


Hoy celebramos el día de la madre, un día en algunos casos de regalos, festejos, comidas familiares, visitas a cementerios, hospitales, según sea el caso. Estoy seguro que cada quien hace su plan de celebración y trata de cumplirlo; habrán algunos que para ellos no pasa nada, actúan indiferentes, no al día de las madres, sino a ese ser que les dio la vida. A ellos los veré como caso aparte. Estoy de acuerdo y comparto que no debemos celebrar el día de la madre así por así, sin qué y para qué. Comparto el no al mercantilismo de la fecha y por eso creo que el día de la madre no debe ser la celebración de un día. 
La  celebración debe ser toda la vida. Todos los días, a cada momento. Nuestros actos, respeto, valoración, trato y demás son nuestro mejor modo de celebrar a la madre.  
Por razones de la vida, desde muy joven tuve que emigrar de mi pueblo a la capital, ese momento, fue muy difícil, pero necesario, tras el fallecimiento de mi padre cuando yo era niño,  mi madre era el motor y la brújula de la familia, ella aceptó mi decisión de venirme  a la capital a trabajar, pero sufrió mucho, según supe muchos años después,  eran noches de insomnio, tristeza y lágrimas, en muchos casos en silencio, no me lo decía, para no afectarme, yo lo intuía, pero no estaba seguro.   Esa situación la rebasó y apareció una enorme depresión en ella que la tuvo mucho tiempo afectada, sin embargo, con una decisión valiente y fuerte  cambió esa realidad. Decidió ponerle fin a su sufrimiento y empezó a tomar decisiones claves,  entre ellas; terminar su primaria, estudiar cursos ocupacionales y ser integrante de grupos en la iglesia y la comunidad, eso permitió que otra realidad llegará a su vida. Pocos años después dos de mis hermanos vinieron conmigo a seguir sus estudios. El sufrimiento regresó, ahora éramos tres de los cuatro hijos lejos. Pero con hidalguía lo supo enfrentar creativamente. 
En aquel entonces no había medios de comunicación tan diversos y de acceso común, como ahora; celulares, Whatsapp, Facebook y otros. Muy pocas familias tenían línea telefónica en su residencia. Todas las semanas, recuerdo, los miércoles para ser exacto, convenimos hablar a través de una cita en una cabina de Guatel, era todo un protocolo, pero no hubo semana en muchos años que no se diera esa cita, aún cuando estuve en el extranjero estudiando.  Pasé años tramitando la autorización de una línea telefónica residencial y nada, era un verdadero calvario. Llegó el día que la aprobaron, fue de enorme tranquilidad, ahora yo acudía a una cabina de Guatel y ella desde su humilde hogar recibía mi llamada del día miércoles. Empezó la globalización a apoderarse de la región, vinieron las ventas de activos del Estado, empezaron los celulares a invadir el mercado comunicacional y adquirí con dificultades mi primer aparato celular, era una novedad, eran grandes, como un ladrillo, y la tranquilidad para llamar aumentó, ya no era una vez por semana, era más seguido. Los minutos eran caros en costo, pero era muy satisfactorio, acortar distancias  y, valía la pena,  de esa forma  estaba al día de todo lo que sucedía a su alrededor.  Ese nivel de comunicación nos ayudó a  vivir en la distancia. 
El tiempo ha pasado y  las comunicaciones se han revolucionado en forma impresionante de manera que, desde hace muchos años, la llamada diaria nunca falta, es como la medicina que cura un dolor o inyecta energía para seguir, aún estando en cualquier parte del mundo, mi madre me escucha y yo la escucho diario. Cuando la llamada no llega, a la hora acostumbrada, recibo mi respectivo regaño, mi llamada de atención y yo callado, muy obediente acepto mi falta. Eso me hace recordar, cuando niño, el respectivo chancletazo, la vara que esperaba detrás de la puerta cuando había cometido alguna falta o el cincho muy cerca de su cocina para la corrección respectiva. Los métodos de antes que fueron -sin entrar a polemizar lo correcto o no de ellos- nuestra forma de entender como debíamos comportarnos. Gracias madre, seguramente mucho de su serenidad, estrategia y aguante es la mejor herencia que he recibido de usted.  
Levanto mis manos cielo para decirle a DIOS, gracias, infinitas gracias por la mujer que me dio por madre.
Oscar H. López.
Su hijo.

jueves, 11 de abril de 2019

El proyecto que lleva profesores guatemaltecos al Estado de Arizona


Hace unos meses tuve la oportunidad de conocer al representante de una institución norteamericana que realiza una iniciativa de por más interesante. Resumo. En el Estado de Arizona, Estados Unidos de América, se están dando algunas situaciones muy importantes, cierres de escuelas, muchos latinos están llegando, sus hijos no están estudiando o tienen dificultad con el idioma lo que hace complicado el proceso para ellos, hay carencia de profesores especializados, no existe interés por estudiar para docente, el salario no es malo, pero se está dando un alto fracaso escolar por las barreras idiomáticas lo que desmotiva a los docentes. Arizona se está latinizando con la llegada cada vez de más de latinos. Se estima que la mitad de los estudiantes son latinos y la tendencia a aumentar es grande. La cultura que se construye en este Estado cada vez, toma rasgos multiculturales, multiétnicos y multilingüísticos, sin embargo por su ubicación, el español es el idioma más urgente de dominar.   El proyecto planteado por sus autoridades, no solo es ambicioso, es coherente y pertinente con la realidad, además es visionario y sobre todo trabaja previsiblemente en el futuro de su sociedad. Veo que al contrario de otras políticas emanadas del norte, ellos están pensando su Estado. Mientras otros los cierran, ellos, lo están abriendo, y con ello están previendo el  futuro y son humanamente coherentes con la realidad.   ¿Qué es lo que hacen? Están provocando el resurgimiento de las escuelas, quieren abrir las escuelas cerradas, invitan a los latinos a inscribir a sus hijos, quieren profesores latinos trabajando con ellos, para el efecto han visitado algunos países de Centroamérica en busca de esos profesores. Les ofrecen una visa de intercambio para trabajar como docentes, salario atractivo, formación continua, posibilidad de ampliación del tiempo de contrato, el cual de inicio es de tres años, eso entre otras prebendas. El perfil de los docentes requeridos es contar con la licenciatura, manejo del inglés, experiencia docente y especialización en matemática, física, literatura, contabilidad,  biología, química, etc.
La búsqueda de los docentes guatemaltecos empezó, a través de la vinculación de  dos instituciones, por una parte el Ministerio de Educación, por la otra la Universidad de San Carlos a través de la Escuela de Formación de Profesores de Enseñanza Media, luego se contactó con centros universitarios de todo el país.  Se elaboró la convocatoria, se visitó el interior del país para establecer contactos, se promocionó la actividad y se realizaron entrevistas. La conclusión es que asistió un grupo selecto de profesores, su nivel fue ampliamente reconocido, especialmente para los profesores del área de las ciencias naturales y exactas, al extremo, que según el experto norteamericano, el nivel de nuestros profesores en esa área es superior al de ellos, con la gran dificultad del manejo del idioma inglés. Por ahora hay cerca de 50 profesores preseleccionados en una primera etapa y vienen más oportunidades. Me quedé con una inquietud, luego de esta primera etapa y de los resultados de la evaluación, que hacen reflexionar que el nivel de la mayoría de nuestros profesores que fueron aprobados en la preselección sobrepasa a los profesores en su Estado. Entonces ¿por qué en nuestro país estamos tan mal en el nivel medio? No tengo la respuesta, simplemente algunas hipótesis. ¿Será el clima laboral, el salario, las condiciones, la desmotivación, la imagen social deteriorada que se tiene del docente?  Habrá que seguir analizando este importante tema.

miércoles, 27 de marzo de 2019

La nueva escuela República de Honduras en Guatemala


En el año 2016 cuando asumí como Ministro de Educación, tuve la visita de la mayoría de los embajadores acreditados en mi país, una visita que agradezco sobremanera en virtud de que empezamos con algunos de ellos coordinaciones especiales con miras a desarrollar proyectos de intercambio. Una de las primeras visitas fue la de Embajadora de la hermana República de Honduras, la señora Vivian Panting, en esa ocasión sostuvimos una conversación muy amena, llena de expectativas, una de ellas fue la intención que ella tenía de designar una escuela del sector oficial con el nombre de la República de Honduras, con la cual la comunidad hondureña residente en este país y la Embajada desarrollaran proyectos especiales de cooperación como una forma de manifestarse entre sociedades, con características muy semejantes y puntos de hermandad muy especiales, la hermandad y solidaridad que debe prevalecer entre naciones hermanas. Los equipos de ambos empezaron a trabajar en función de lograr operativizar ese anhelo. El miércoles 27 de febrero de este año logramos concretar la idea. 
La escuela urbana mixta del municipio de Santa Catarina Pinula fue la escuela a quien por resolución del Mineduc, llevará a partir de ahora el nombre de escuela oficial urbana mixta República de Honduras, agradezco a todos los que con su aporte hicieron posible concretar esa  idea tan especial, estoy seguro, como me lo dijo la señora Embajadora, esto permitirá el intercambio de estudiantes y profesores, así como la oportunidad de desarrollar proyectos con apoyo de nuestro país hermano, a favor de la mejora del centro educativo en mención. Reconozco el ímpetu que la señora Embajadora colocó a esta iniciativa y esa es una muestran tangible de que como países hermanos mucho tenemos que hacer por nuestra región. Estuvieron presentes todos los Embajadores de Centroamérica y Panamá así como representantes de la comunidad hondureña organizada radicada en nuestro país.
En dicha ocasión se resaltó lo significativo que ha sido que en Teguicigalpa, exista desde hace varios años una escuela con el nombre de Guatemala- a propósito- nos acompañaba en el acto protocolario organizado para el efecto, una dama hondureña quien cursó los estudios de primaria en dicho centro educativo. En los discursos se señaló lo, típico que consiste en que los países, aprovechen, las buenas relaciones entre ellos y  los lazos de hermandad que se estrechan entre sí, para designar escuelas, calles, avenidas, parques, plazuelas, edificios y otros espacios públicos con el nombre del país amigo. De esa forma que lindo y relevante es que cuando uno tiene la oportunidad de hacer turismo y visitar esas ciudades encuentre que existen espacios los cuales se distinguen por llevar el nombre del país hermano. En otros casos, se distinguen estos espacios con el nombre de provincias o lugares emblemáticos del país hermano a quien se quiere exaltar y demostrar afecto. Gracias Embajadora por la deferencia y el aprecio demostrado a nuestro país y por su labor a favor de contar en nuestro país con una escuela con el nombre de su país, estoy seguro que haremos lo mejor por hacer de esta escuela un espacio en donde predomine además de las buenas prácticas pedagógicas, las mejores expresiones de cariño y afecto  entre nuestros pueblos.